El Movimiento de cámara: Gimbals Vs Steadicam

steadicam y gimbal

El Movimiento de cámara: Gimbals Vs Steadicam

Cámaras en gimbals o cámaras en steadicam. Todos los directores de fotografía siempre buscan la perfección en los movimientos de sus imágenes. Echemos un vistazo a dos de las opciones principales para estabilizar las imágenes durante la producción.

Tanto las Steadicam como los Gimbals (Movi o Ronin) eliminarán la vibración de las tomas de tu cámara, haciendo uso de movimientos muchos más suaves. Lo hacen de maneras muy diferentes y a diferentes costos. Por eso, es necesario echar un vistazo a las diferencias entre ellos y la mejor manera de usar cada tipo de estabilizador.

La Steadicam se inventó en 1975 para liberar la cámara de película de 35 mm de una plataforma rodante o trípode. Rápidamente ganó un Oscar por innovación técnica, y aún aparece en los sets de filmación 45 años después. Es una solución mecánica, y debido a que se basa en la inercia, necesita una gran carga útil para un movimiento suave. La parte que sostiene la cámara, el trineo, también contiene el monitor y las baterías.

Un operador usa un chaleco para distribuir el peso en sus hombros y caderas, y conecta el trineo de la cámara a un brazo isoelástico (con una serie de resortes) que aísla sus movimientos de la cámara.

El uso del Gimbal

El gimbal, primero popularizado por Movi en 2013, es una solución electrónica. La tecnología apareció años antes en monturas para helicópteros y brazos de grúa. Sin embargo, no fue hasta que aparecieron cámaras de cine digitales de menos de 5 kg, para que un gimbal de mano se volviera más viable. A esto se le suman los diferentes tipos de lentes existentes, también muy importante para su uso debido su tamaño. El gimbal de la cámara funciona midiendo la posición de la cámara cientos de veces por segundo, y cuando detecta un movimiento, activa los motores para moverse en igual grado en la dirección opuesta, evitando así la sacudida y la vibración.

Al igual que muchos equipos que se basan en computadoras, los gimbals sin escobillas tienen muchos puntos de fallo, pero también tienen una curva de mejora rápida. Los gimbals se vuelven más ligeros, más fuertes y más eficaces cada año, mientras que las Steadicam sigue siendo básicamente iguales cuatro décadas después. Entonces, ¿cuáles son las fortalezas y debilidades relativas de cada uno?

Ventajas y desventajas de gimbals y steadicam

Los gimbals generalmente son más baratos, más rápidos de configurar y más fáciles de usar. Es decir, más rápido y más fácil , no rápido y fácil . Aunque todavía tienen una curva de aprendizaje. Se necesita tiempo y práctica para dominar uno, especialmente con cámaras más pesadas. Un Movi Pro o Ronin 2 en la mayoría de las ocasiones son necesarios con la ayuda de un operador experto. A diferencia de los gimbal de mano, más accesibles para cualquier técnico con solamente unas horas de preparación. También es posible que se necesiten algunos otros accesorios, como baterías y soportes. Una configuración completa de Steadicam con operador por lo general suele salir más económica que contratando un Ronin independiente. 

Una cosa por la que Steadicam compensa, y el gimbal no, es el movimiento de caminar hacia arriba y hacia abajo. Cuando caminas con un gimbal, debes doblar las rodillas y hacer lo que comúnmente se conoce como el «caminar en cuclillas», una combinación que limita el movimiento vertical. Esto limita la rapidez con la que puede moverse, mientras mantiene el movimiento suave.

Ronin 2 gimbal

La herramienta adecuada para el trabajo

Las Steadicam, a pesar de ser más caras, requieren más tiempo de instalación y requiere más habilidad para operar, tiene ventajas sobre el gimbal. Debido a que la Steadicam no es totalmente compatible con los brazos del operador, los disparos pueden ser más largos, y el operador puede hacer más tomas seguidas antes de que su rendimiento comience a sufrir. Las tomas famosas de Steadicam duran unos minutos, y un operador capacitado puede tomar numerosas tomas sin necesidad de un descanso.

La Steadicam es mecánica, no necesita baterías y no tiene problemas electrónicos, como actualizaciones de firmware. Muchos disparos de gimbal han terminado en llanto cuando el software del mismo puede dar algún tipo de problema.

Un futuro hibrido

Hay que mencionar la aparición en los últimos años de sistemas híbridos que intentan combinar elementos de ambos estabilizadores: un gimbal en un Steadicam como un brazo. Esto te puede dar lo mejor de ambos mundos, pero también lo peor. Son más caros y necesitan mucho más tiempo de configuración que cualquiera de los dos sistemas. Pero una vez que funcionan, pueden entregar tomas que antes se creían imposibles. Por ejemplo ARRI tiene un sistema llamado la Trinidad capaz de hacer estas dos funciones.

En definitiva, ambos sistemas tienen diferentes fortalezas y debilidades. Por lo tanto, cuanto más se estudien sus tomas y se sepa qué tipo de movimiento está buscando, mejor. Si lo que se quiere es volar una cámara pesada o usar tiempos de toma largos, lo preferible será está contratar un operador de Steadicam. Pero si la cámara es más pequeña y liviana, para planear disparar por un minuto o menos, se puede ahorrar dinero al alquilar un gimbal y aprender a usarlo usted mismo, o contratar uno que venga con un operador.